Si la has experimentado, sabes a lo que nos estamos refiriendo: una de las sensaciones -por no decir la peor- más desagradable que puedes sentir en una carrera.

Pero, como todo en esta vida, puedes prevenirla e incluso pararla si sabes reconocer sus síntomas. Precisamente, en este post, te ayudaremos a hacerlo.

Lo primero que tenemos que saber es qué es una pájara, un término que aunque viene del ciclismo también está presente en el trail running y que no es ni más ni menos que un estado extremo de fatiga.

Un fenómeno que suele aparecer después de una intensa carrera o largo entrenamiento y que se produce cuando, tras un esfuerzo físico importante, se produce la hipoglucemia y cuyos síntomas son la visión nublada, mareos y, en algunos casos, hasta alucinaciones.

sufrir-una-pajara_02

¿Cómo prevenirla?

Más vale prevenir que curar. Nunca más acertado este dicho en este caso y más si se trata de deporte y es que, como en todo en esta vida, es preferible anticiparse.

Lo primero que hay que hacer es no creerse un súper héroe y llevar al cuerpo al límite. A partir de ahí, planificar los avituallamientos tanto líquidos como sólidos tanto de la víspera a la carrera o al entrenamiento como en el desarrollo del mismo será algo importantísimo. De hecho, esto último puede salvarnos precisamente de la tan temida hipoglucemia.

sufrir-una-pajara_01

¿Cómo actuar ante la pájara?

Una vez comencemos a experimentar los síntomas, lo primero que hay que hacer es detenernos y ser conscientes que nos está pasando para no seguir con un esfuerzo físico que puede traernos serias complicaciones. En ningún caso, debemos aminorar la marcha o el paso que llevemos.

Lo segundo que debemos tener muy en cuenta es la ingesta tanto de alimentos como de bebidas que contengan azúcares que sean de rápida absorción para que nuestro cuerpo, en este estado, los asimile lo antes posible para una recuperación pronta. Para ello, puedes ayudarte tanto de barritas energéticas como de bebidas reponedoras o, incluso, frutas desecadas.

inscripciones_2